Clásicos

Los de toda la vida, aquellos que te trasladarán automáticamente a las horas más felices de tu infancia.

Con palito:

Sin palito: